Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí’.

Inicio

Vertidos al mar en el Corazón de Santa Cruz

el .

El punto de vertido de la depuradora de Santa Cruz, en el muelle de La Hondura, es una especie de rebosadero que vierte directamente al mar -sin tratar- el exceso de aguas fecales que no puede tratar la depuradora. Sobre todo aguas fecales que vienen bombeadas desde la parte baja de Santa Cruz y las que provienen de La Laguna. Precisamente el Ayuntamiento de Santa Cruz le cobra un canon al Ayuntamiento de La Laguna por tratar una parte de sus aguas fecales. Lo mismo que nos cobra a los santacruceros EMMASA, empresa adjudicataria por ATI-CC del "servicio" integral del agua de Santa Cruz. Mientras tanto, en el muelle de La Hondura, a un kilómetro escaso de distancia del Parque Marítimo de Santa Cruz, un año detrás de otro, el Corazón de Tenerife vierte su mierda al mar ¿O era el Culo de Tenerife?

La parada del tranvía del Puente de Zurita

el .

Inaugurado el 2 de junio de 2007,  el tranvía de Santa Cruz nos dejó en la parada del Puente de Zurita con una acera que se estrecha peligrosamente hasta el punto de impedir el paso a personas con discapacidad, con cochecitos de niño o, simplemente, que porten algún paquete. Once años después, todo sigue igual. "La cagada la pagas tú", o algo muy parecido, es lo dice el eslogan municipal. Y es verdad.

La pasarela peatonal de La Candelaria

el .

Con un presupuesto inicial de 2.300.000€ y rondando finalmente los 3 milloncitos, la pasarela se empezó a construir en diciembre de 2007 y se inauguró en octubre de 2009. En primera fila se puede ver a uno de nuestros más emblemáticos políticos-delincuentes de ATI-CC. Casi 10 años después, sigue sin dar acceso al Hospital de La candelaria. Ah, sí. en la foto de inauguración, detrás del condenado Miguel Zerolo, aparece el porteador de vírgenes Carlos Alonso.